LAS MUJERES NOS LEVANTAMOS..

Preciosas mujeres de Dios quiero animarlas a continuar fijando su mirada

en Aquel que no cambia y que nos promete dia a dia nunca abandonarnos,

Jesucristo.

Cada dia trae su propio afan y Dios nos exhorta a no vivir anafanadas por

nada, sino que confiemos a El nuestros asuntos por El puede y quiere darle

solucion a todo lo que se nos presente.

Las amo y deseo que sepan que hemos sido introducidos en una nueva temporada

espiritual en Cristo, donde comprobaremos y experimentaremos nuevas y

maravillosas bendiciones reservadas para este tiempo. Por esto, no te desanimes

ni oigas la voz del enemigo, sino creele a Dios porque El completara lo que

te ha prometido a hara en tu vida y flia.

No calles ante las personas que no conocen a Dios y cuentales sobre Su gran

fidelidad, amor y misericordia que El tiene hacia los hombres.

Por este viernes estamos muy espectantes por nuestra primer cena de matrimonios y

confiamos que El nos sorprendera!!!

Comparto con ustedes este pensamiento:

                  
              Las perlas son producto del dolor… 

Son el resultado de la entrada,  de una sustancia extraña e indeseable en el interior de la ostra, 
como un parásito o un grano de arena…

En la parte interna de la ostra se encuentra una sustancia lustrosa llamada NÁCAR… 
Cuando penetra en la ostra un grano de arena, las células de nácar comienzan a trabajar 
y cubren el grano de arena con capas y capas y más capas de nácar, para proteger el cuerpo indefenso de la ostra…

Como resultado, se va formando una hermosa perla… Una ostra que no fue herida de algún modo,
no puede producir perlas, porque ¡la perla es una herida cicatrizada!…

¿Te has sentido lastimada por las palabras hirientes de alguien?
¿Has sido acusada de haber dicho cosas que nunca dijiste?
¿Tus ideas fueron rechazadas o mal interpretadas?
¿Sufres por un defecto o pecado que te avergüenza?
¿Has sufrido heridas de la gente más querida y más cercana?
¿Padeces una enfermedad grave? ¿Has sido objeto de la indiferencia?

Entonces… ¡PRODUCE UNA PERLA!…

¡Cubre tus lastimaduras con varias capas de amor, de paciencia y de aceptación profunda!…
Pues son pocas las personas que hacen esto ante una herida…

La mayoría sólo insiste en cultivar resentimientos, dejando sus heridas abiertas, alimentándose con sentimientos negativos que impiden que sus lesiones cicatricen…

En la vida real vemos muchas “ostras vacías”, ostras sin perlas, no porque no hubieran sido lastimadas, 
sino porque no supieron comprender, perdonar y transformar su dolor en amor…

¡Vale la pena aceptar y agradecer las lastimaduras que recibimos, porque son un medio admirable 
de crecimiento personal y espiritual!…

Recuerda que ¡las perlas son heridas curadas!  Y que… ¡una ostra que no ha sido herida no puede producir perlas!
                                                            
Escrito por Graciela Faiura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s